Nov 3 – 18, 2020
UTC timezone

Daniel Cano Ott

Titulación:

Dr. en CC. Físicas. Especialidad Física Nuclear

Responsable de la Unidad de Innovación Nuclear. División de Fisión Nuclear. Departamento de Energía.

Mi trabajo consiste en:

Investigar para mejorar la sostenibilidad y la seguridad de la energía nuclear de fisión y la gestión de los residuos radiactivos. En el grupo que dirijo desarrollamos cinco líneas de investigación complementarias:

  1. Mejora de los códigos de simulación y metodologías para diseñar y analizar sistemas nucleares. 
  2. Realizar experimentos con aceleradores de partículas y otras fuentes de neutrones para medir las propiedades nucleares de los átomos (i.e. datos nucleares).
  3. Realizar experimentos en reactores nucleares experimentales para validar los códigos de simulación y las bibliotecas de datos nucleares.
  4. Desarrollar instrumentación nuclear (detectores, sistemas de toma de datos) para realizar cada vez mejores experimentos. 
  5. Desarrollar aplicaciones de la tecnología nuclear para la industria y otras aplicaciones.

Aspectos que me gustaría destacar:

La física nuclear es una disciplina presente en prácticamente todos los ámbitos de nuestra vida. De ella surge una de las principales formas de generar electricidad de manera segura y sin emisión de gases de efecto invernadero; es, a la vez, una pieza clave en técnicas de diagnóstico (imagen médica) y tratamiento del cáncer (radioterapia) y también nos permite entender cuestiones fundamentales sobre el universo como el origen de los elementos químicos de los que estamos hechos.

Desde su nacimiento hace más de un siglo, la física nuclear se ha mantenido como una rama de la ciencia apasionante y, todavía hoy, sigue teniendo un brillante futuro por delante. Los aceleradores de partículas, cada vez más potentes y sofisticados, permiten extender nuestro conocimiento a formas cada vez más inexploradas de la materia nuclear. Por otro lado, las aplicaciones de los desarrollos tecnológicos asociados a la experimentación nuclear resuelven hoy problemas inabordables hasta hace unos años, desde la cura de cánceres considerados como inoperables hasta el desarrollo de dispositivos para una misión tripulada a Marte. Por último, la energía nuclear es, hoy por hoy, una excelente fuente de electricidad de base para abordar con éxito el problema del cambio climático.

Una carrera investigadora en física nuclear puede ayudaros a satisfacer vuestra curiosidad sobre algunos cómos y porqués de la naturaleza y, al mismo tiempo, que contribuyáis al bienestar de la humanidad.